Lifestyle

Casas con libros: cuando el hogar se convierte en protagonista de tu propia historia

decorar con libros, decoracion de interiores

Nos adentramos en el madrileño barrio de Chamartín para morir de amor con una casa llena de libros, diseñada por el estudio Egue&Seta.

Se trata de una vivienda unifamiliar que bebe de la arquitectura de los años 50, pero con los magistrales tintes modernos que le ha aportado la rehabilitación realizada.

En cuanto a la esencia interiorista, ésta es fiel a sus propietarios: una pareja con niños que bebe los vientos por la lectura y el cine. Y así es como Egue&Seta ha decidido llenar todos los rincones de su hogar con historias jamás contadas, a través de elegantes y amplias estanterías en el salón y la sala de juegos. Dos estancias delicadamente decoradas con toques Mid Century y la cultura por bandera, que sin duda, llevan a pasar grandes ratos de ocio con gran sensación de confort y acogimiento.

Destacar de esta vivienda sus techos altos, heredados de la construcción original datada en los años 50, como también la profunda iluminación natural. Cada estancia tiene su toque personal, y cada rincón está decorado para vivir entre batallas, perdices y finales felices.

Autenticidad, creatividad y pasión lectora bañan el salón, un exquisito y moderno espacio en el que destacan las estanterías, los diseños geométricos en alfombras y piezas de arte, y mobiliario Mid Century en el sillón, la mesa, restaurada del siglo XIX, y las sillas de madera, al estilo de nuestra silla Manila. Cojines british y cozy plaids presiden los lugares de descanso, y no es difícil prestar atención a la milimétrica decoración de los rincones orientados a la lectura, con consolas, mesas auxiliareslámparas de mesa.

 

En cuanto a los baños, éstos evocan una mayor obsesión por lo contemporáneo, por medio de la introducción de equipamiento compacto y minimal. Uno de ellos se configura en torno a la sofisticación de la madera combinada con revestimientos en microcemento, mientras que los otros son más sobrios, claros y luminosos, como el de diseño inspiración retro, paredes de azulejo hexagonal y equipamiento estilo victoriano. La cocina, por su parte, es esencialmente práctica y en tonos white, que combinados con la madera del mobiliario convierten al espacio en un lugar muy cálido para el uso cotidiano.  En este espacio, además, vemos vestigios de entusiasmo cinéfilo y no es de otra forma que a través de pósters y carteles de antiguos éxitos de taquilla de todos los tiempos.

 

Pasamos a los dormitorios para respirar luz, luz y más luz. Porque no es posible la lectura confortable sin iluminación a raudales. Y así es como todo se basa en decoración minimalista, blanco predominante y pavimentos de madera. La madera es, asimismo, el material que conforma la original litera de los niños, como un castillo esperando a ser conquistado.

 

Por último, destacar la sala de juegos, una habitación con altillo en el que los libros vuelven a ocupar la práctica totalidad del espacio. Y si te apetece leer, qué mejor que hacerlo en su singular hamaca colgada, disfrutando del propio hogar como principal protagonista de la historia.

 

Fuente imágenes: Egue&Seta

Artículo anterior Artículo siguiente

También te puede interesar

No hay comentarios

Deja un comentario

Accept

Estamos utilizando cookies. Al navegar por nuestros sitios web, las cookies se almacenan en su ordenador. Por favor, consulte nuestra Política de Cookies